[RESEÑA] LOS VIAJES DE MARCO POLO
Júpiter Juegos

Hoy tenemos la reseña del ganador del Deutscher Spielepreis 2015 Los Viajes de Marco Polo. Este premio a los juegos de mesa, otorgado por los jugadores, nos adelanta que tenemos un gran juego entre manos. En el emularemos los viajes que en el año 1271 emprendió el joven Marco Polo, junto con su padre y su tío, hasta la corte de Kublai Khan en China. Para ello tomaremos el papel de uno de los personajes que ofrece el juego como Guillermo de Rubruk, el mercader de Tabriz o por supuesto, quien le da nombre a este juego. Por el camino deberemos establecer puestos comerciales, cerrar contratos para conseguir los puntos de victoria que nos darán la partida. Pero los viajes no son baratos y tendremos que planificarnos bien para contar con el oro y los camellos que  nos permitan alcanzar las ciudades en nuestro viaje. Ahí es donde entra en juego la mecánica principal de este juego: la colocación de trabajadores. Aunque en este caso los “trabajadores” son los dados con los que cuenta cada jugador. Estos dados nos permitirán hacer las acciones principales del juego, como visitar el bazar para conseguir recursos o adquirir nuevos contratos. Pero debemos ser tener cuidado puesto que si no somos los primeros colocar nuestros dados tendremos que pagar una penalización en oro que hará menguar nuestros recursos.

 

Contenido

  • 1 Tablero de juego
  • 4 Tableros de jugador
  • 10 Cartas de personaje
  • 6 Indicadores de bonificación por ciudad
  • 26 Dados (5 de azules, 5 verdes, 5 amarillos y 5 rojos para los jugadores y 5 negros y 1 blanco para uso especial)
  • 40 Monedas (20 de valor 1, 10 de valor 5 y 10 de valor 10)
  • 44 Fichas de contratos
  • 31 Cartas de ciudad
  • 18 Cartas de objetivo
  • 10 Indicadores de bonificación por puesto avanzado
  • 15 Lingotes de oro (12 pequeños y 3 grandes)
  • 15 Bobinas de seda (12 pequeños y 3 grandes)
  • 15 Sacos de pimienta (12 pequeños y 3 grandes)
  • 28 Camellos (21 pequeños y 7 grandes)
  • 12 Peones (3 azules, 3 verdes, 3 amarillos y 3 rojos)
  • 38 Puestos comerciales (9 azules, 9 verdes, 9 amarillos, 9 rojos y 2 negros)
  • 4 cartas de 50/100 puntos
  • 1 Indicador de jugador inicial con forma de reloj de arena
  • 4 Hojas de referencia de jugador
  • 1 Cuaderno de reglas
  • 1 Suplemento de reglas
  • 1 Hoja de disposición inicial

Todo el material tiene una calidad estupenda. Los recursos, peones y puestos comerciales son de madera pintada haciéndolos muy vistosos. Las cartas a todo color son de muy buena calidad. El tablero, colorido y detallado, tiene en su contorno casillas para llevar la puntuación con nuestros peones. El resto del material (monedas, personajes,…) es de cartón grueso y muy bien acabado. Es fácil de destroquelar, lo que se agradece porque tendremos para un rato con todas las piezas que trae. La caja trae un inserto de cartón que la divide en 4 compartimentos, que junto con las bolsas que incluye, permite guardar todo el material cómodamente. El cuaderno y el suplemento de reglas, también a todo color, están perfectamente explicados incluyendo numerosos ejemplos. Y las hojas de referencia rápida nos permitirán consultar rápidamente la mayoría de las dudas que puedan surgir durante el juego.

El Juego

Para comenzar deberemos repartir las cartas y las fichas de bonificación de ciudad de forma aleatoria. A continuación formaremos 5 pilas de 6 contratos, una de ellas la colocaremos sobre el tablero y con los 8 contratos restantes se formara una pila especial aparte. Pondremos los dados negros, se pondrán en el tablero tantos dados como el nº de jugadores más 1 (los 5 dados en una partida a 4 jugadores). Ahora se decidirá quién es el jugador inicial, que será aquel que haya realizado un viaje al rededor del mundo más recientemente. Cada jugador tomara un tablero, las fichas y los dados de su color. De los 2 peones, uno lo colocaremos en Venecia y el otro en la casilla de 50 del tablero para llevar la puntuación. Tomaremos un contrato inicial de la pila de contratos con el sello azul. Se repartirán los recursos iniciales que consisten en 2 camellos y 7 monedas para el jugador inicial y 1 moneda más para los siguientes jugadores (8 para el segundo, 9 para el tercero y 10 para el cuarto). Desde el último jugador y en orden inverso se elegirá el personaje con el que jugaremos esta partida. El nº de personajes a elegir será el nº de jugadores más 1 y se elegirán al azar entre los 8 existentes. Hay que tener en cuenta que hay 3 versiones del mercader de Tabriz, la que usaremos viene indicada por el nº de jugadores de la partida. Por ultimo cada jugador recibirá 4 cartas de objetivo de las elegirá 2 y descartar el resto. Cada jugador cogerá una hoja de referencia y ya podemos comenzar la partida.

La partida transcurre a lo largo de 5 turnos de juego, en los que se jugaran tantos turnos de jugador como sea necesario hasta que todos hayan gastado los dados de su reserva. Como veremos a continuación hay acciones que cuestan más dados que otras e incluso se pueden llegar a conseguir dados extra (los dados negros) por lo que algunos jugadores harán más acciones que otros.

El turno de jugador consta de 3 fases: realizar acciones extra, elegir y llevar a cabo una acción normal y realizar acciones extra. Las acciones extra son opcionales y se podrán hacer las veces que queramos, mientras podamos pagarlas. Las acciones extra son las siguientes:

- Cumplir un contrato: entregas todas las mercancías que figuran a la izquierda del contrato y recibes las recompensas del lado derecho del mismo, tras esto lo colocaras boca abajo en el cajón de contratos cumplidos de tu ficha de personaje.

- Tomar 3 monedas: colocas un dado en el saco de monedas y recibes 3 monedas, no importa la puntuación del dado ni si el espacio está ocupado por otros dados.

- Repetir una tirada de dado: puedes pagar un camello para repetir una tirada de dado.

- Ajustar el resultado: pagando 2 camellos puedes ajustar el valor de un dado 1 punto arriba o abajo.

- Tomar un dado negro: por 3 camellos puedes coger un dado negro lanzarlo y añadirlo a tu tablero junto a tu reserva de dados, solo una vez por turno de jugador.

Las acciones normalesimplican el uso de dados y aquí es donde veremos la importancia de los valores de los mismos. Estas son las que podremos realizar:

- Tomar 5 Monedas: por un dado coges 5 monedas, independientemente del valor del mismo, pero si algún jugador ya ha colocado un dado en esta acción tendrás que pagar el valor del dado como penalización. Así que siempre interesara poner valores bajos en esta acción o acabaras pagando más monedas de las que recibes.

- El favor del Kan: por un dado te proporcionara 1 recurso (seda, pimienta u oro) y 2 camellos. Si otro jugador ha colocado ya un dado el que pongas tiene que ser del mismo valor o superior, por lo que puedes forzar a tus rivales a gastar un dado alto para jugar esta acción.

- El gran bazar: aquí podrás comprar recursos y camellos. Según el recurso necesitaras más o menos dados. Para la pimienta y los camellos 1 dado, la seda 2 y el oro 3. Según el valor del dado podrás reclamar las mercancías que figuran en la columna con dicho valor.

- Los contratos: donde por un dado podrás coger 1 o 2 contratos, siempre del valor del dado que coloques o inferior. Con el 5 y el 6 además de los contratos podrás coger 1 moneda y un camello y 2 monedas o 2 camellos respectivamente. Una vez los jugadores van cogiendo contratos los restantes se desplazan hacia la izquierda para rellenar los huecos. Si se terminan no se podrá realizar más esa acción hasta el siguiente turno de juego en el que se repondrán.

- Los viajes: esta es la acción más crucial del juego, puesto que es la que nos permitirá movernos a distintas ciudades para abrir puestos comerciales y poder cumplir nuestras cartas de objetivo. Además de colocar los dados que nos proporcionaran las casillas que podremos movernos, deberemos pagar una cantidad en monedas indicada en cada columna. Sumado a que viajar entre algunos puntos del mapa tienen un coste adicional de camellos o monedas (viene indicado en la ruta del tablero) nos encontramos que deberemos planificar con mucho cuidado los viajes o nos podremos encontrar con que no tenemos suficientes monedas o camellos para llegar a donde habíamos previsto. También hay que tener en cuenta que si no somos los primeros en realizar esta acción tendremos que pagar una penalización adicional que será una cantidad de monedas igual al dado de menor valor. Nos moveremos por el tablero entre oasis, ciudades pequeñas y ciudades grandes. Cada ruta que conecta con uno de estos destinos nos costara 1 punto de viaje pudiendo mover varios puntos en un turno. Solo se resolverán los efectos de la casilla en la que terminemos nuestro movimiento (excepto Guillermo de Rubruk). En los oasis no sucede nada, en las ciudades pequeñas colocaremos un puesto comercial y recibirás la bonificación indicada, y al comienzo de cada turno de juego volverás a recibirás esa bonificación. En las ciudades grandes también se colocara un puesto comercial, además si eres el primero en ponerlo conseguirás la bonificación de puesto avanzado, que tras cobrarla se devolverá a la caja. A partir de tu siguiente turno podrás usar un dado para activar la carta de dicha ciudad.

- Acciones de carta de ciudad: como indicamos en el apartado anterior, una vez tengas un puesto comercial en una ciudad grande podrás usar dados para realizar la acción de la carta en dicha ciudad. Con la particularidad de que solo un jugador puede beneficiarse de dicha carta, así que deberás ser rápido si varios jugadores tienen puestos comerciales en la ciudad si deseas realizar esa acción. El valor del dado que uses normalmente indicara el nº de veces que puedes realizar la acción indicada (como cambiar recursos por puntos de victoria).

Una vez que todos los jugadores han gastado todos sus dados de sus reservas se terminara el turno. Se retiran los contratos que queden en el tablero y se colocaran nuevos. Ahora se determinara cual es el jugador inicial, siendo este el último que hizo una acción de viajar el turno anterior. Se otorgan las bonificaciones por ciudad y por personaje (vienen indicadas con “!”). Se recuperan los dados, cada jugador recupera los de su color y los negros vuelven a la reserva y se tiran de nuevo para comenzar el siguiente turno.

Al final de los 5 turnos de juego haremos el recuento de puntos. 1 punto por cada 10 monedas. Por un puesto comercial en Beijing, al colocar un puesto en esta ciudad las casillas están marcadas con puntos de victoria por lo que el primero que llegue a la ciudad recibirá 10 puntos, el segundo 7, el tercero 4 y el ultimo 1. Además, si tenemos puesto comercial en Beijing, nos darán 1 punto de victoria por cada 2 mercancías que tengamos (los camellos no son mercancías). El jugador que tenga más contratos cumplidos ganara otros 7 puntos de victoria. Vamos con las cartas de objetivo, cada una tiene 2 ciudades y si tenemos puestos comerciales en ambas nos llevaremos los puntos que indique la carta. Además nos llevaremos una bonificación en función de la cantidad de ciudades con puestos que tengamos de dichas cartas. Así si hemos cumplido el objetivo de ambas cartas y son 4 ciudades distintas nos llevaremos 10 puntos más. Hay cartas de objetivos que comparten ciudades por lo que se puede dar el caso de que aunque hallamos cumplido ambos contratos solo nos llevemos la bonificación por 3 ciudades que son 6 puntos.

Conclusiones

Una vez visto el juego está claro su merecidísimo galardón como premio del pasado año. Y es que además de su cuidado apartado gráfico, el tablero de buen tamaño ya llama la atención con sus coloridos detalles, es un juego que nos dará muchas horas de diversión. Esto es así por su tremenda rejugabilidad, gracias a sus numerosas cartas de objetivo, sus 8 personajes a elegir cada uno con su propia estrategia y las bonificaciones y cartas de ciudad harán cada partida un nuevo reto. Sus mecánicas son sencillas, pero jugarlas bien requiere una buena planificación que encantara a los fans de juegos como Agricola o Tzolkin. El componente de azar es prácticamente nulo yestá muy bien equilibrado. Por ejemplo si al tirar los dados al inicio del turno obtenemos un resultado menor a 15 nos compensara con 2 monedas, 2 camellos o uno 1 de cada. Al igual que las habilidades de los personajes, que pese a que nos pueda parecer que alguno pueda estar descompensado (Raschid ad-Din Sinan puede elegir siempre el resultado de los dados!) cuando jugamos vemos que no es algo determinante. Eso sí, es importante contar con esas habilidades para planificar la partida si quieres ganar. La importancia de ser el primer jugador influirá en el orden en que hagamos las acciones.

Aunque el juego trae un “escenario” para principiantes en lo único que difiere de la variante para expertos es que las bonificaciones por ciudad y los personajes se sacan de forma aleatoria y que en lugar de coger 2 cartas de objetivos se cogen 4 y descartan 2, por lo que resulta más anecdótico que otra cosa. Llama la atención el baile en el manual del nombre de la ciudad Pekín y Beijing, que pese a ser la misma, las nombran de forma indistinta a lo largo de todo el manual pudiendo crear un poco de confusión. Y por sacarle alguna pega, en el tablero, la casilla 48 no está el nº impreso, es un detalle sin importancia que queda más como curiosidad que otra cosa.

Así que, prepara tus camellos y a qué esperas para probarlo!

Ficha

Los Viajes de Marco Polo

Distribuidor: Devir

Creadores: Daniele Tascini y Simone Luciani.

Nº de jugadores: de 2 a 4.

Tiempo de partida: 100 minutos.