[RESEÑA] LOS CASTILLOS DE BORGOÑA
Neko

Juego a juego, Maldito Games sigue sorprendiéndonos sacando un juego novedad para el mercado Español, un juego que los más jugones ya habrán jugado en su edición en inglés publicado por Alea y Ravensburger.

Nos referimos al juego Los castillos de Borgoña, un eurogame de Stefan Feld basado en la construcción de unos dominios con los que ganaremos puntos a lo largo de la partida. Juego estratégico donde deberemos optimizar nuestras acciones cada turno basado en una tirada de dados... Es menos azaroso de lo que suena. Lo prometo.

COMPONENTES

  • 164 losetas hexagonales
    • 56 edificios
    • 28 animales
    • 26 conocimientos
    • 16 castillos
    • 12 minas
    • 26 barcos
  • 42 losetas de mercancías
  • 20 monedas de plata
  • 30 losetas de trabajadores
  • 12 losetas de bonus
  • 4 losetas de puntos de victoria
  • 8 fichas de jugador
  • 9 dados
  • 1 tablero de juego
  • 6 tableros individuales

Aunque el grosor no sea lo que más destaque de las losetas, nos parece que tienen el tamaño perfecto para la función que se les da a las fichas. No tienen mucho movimiento salvo colocarlas inicialmente en el tablero de juego y, posteriormente, cogerlas para colocarlas en nuestros tableros individuales.

En una partida a 4 jugadores, y con el juego básico, se utilizan todas las losetas hexagonales lo que hace quizá una de las mejores configuraciones para jugar a Los Castillos de Borgoña. Otro motivo por el que quizá debamos tener cuidado en no perder ninguna de estas fichas que representan la parte más importante del juego.

Una vez tengáis todas las piezas separadas, puede dar comienzo la partida.

EL JUEGO

Como he dicho al comienzo es un juego estratégico, deberemos optimizar bien nuestras acciones si queremos conseguir la mayor puntuación posible. Nuestras acciones vienen representadas por dos dados, los cuales nos hacen plantarnos si realmente pertenecen al juego, pero una vez nos fijamos que en el tablero central, nuestro tablero individual y las losetas de mercancías podemos observar como tienen una cara de un dado dibujado.

No os preocupéis, este juego no depende del azar… Bueno, quizá un poco sí dependa del azar, pero veremos como podemos encontrar múltiples maneras de modificar la tirada de los dados o conseguir las losetas que deseemos sin importar el dado.

¿Cómo interpretamos el tablero central?

Podemos observar como gran parte del tablero está cubierto por espacios para las losetas hexagonales, cada espacio con un color que corresponde a los colores de cada loseta. Existen 7 áreas para estas losetas: un área central de color negro que la explicaremos más adelante y 6 áreas de 4 espacios los cuales tienen asociados un dibujo de una cara de un dado del 1 al 6.

Arriba la izquierda tenemos espacios para colocar las losetas de mercancías. En los espacios superiores haremos montones de 5 losetas y cada ronda colocaremos esas 5 losetas en los espacios de la izquierda. Esto representará el tiempo de juego, cada turno colocaremos una de estas losetas en el lugar indicado con el dado blanco, por tanto el juego dura exactamente 25 turnos.

Abajo, también a la izquierda, encontramos un espacio para colocar nuestras fichas de madera con el símbolo de un barco. Este track será el orden de turno de los jugadores durante la partida. El primer jugador será el que esté en la casilla de más de la derecha y, en caso de que varios jugadores ocupen la misma casilla, el que esté situado más arriba.

A la derecha del tablero tenemos los espacios para las losetas de bonificación y alrededor del tablero el track de puntuación.

¿Cómo interpretamos el tablero individual?

El tablero de cada jugador será diferente en cada partida salvo en la partida inicial que todos los jugadores tendrán el tablero número 1. El tablero representa nuestros dominios, un mapa con huecos para colocar las losetas hexagonales que iremos consiguiendo a lo largo de la partida. Cada espacio representa un color y un número de un dado, solo podremos poner las losetas de cada color en su espacio correspondiente.

Al inicio de la partida comenzaremos con una loseta de castillo que la colocaremos en uno de los cuatro espacios. Ese será nuestro lugar de inicio. También recibiremos 3 losetas de mercancías, una moneda de plata y tantos trabajadores según nuestra posición inicial: el primero recibirá un trabajador, el segundo dos, el tercero tres y el cuarto cuatro trabajadores.

En la parte inferior izquierda de nuestro tablero individual podemos encontrar tres espacios para losetas hexagonales. Esto conformará nuestra reserva. Siempre que consigamos losetas hexagonales las colocaremos primero en nuestra reserva y solo tiene un espacio máximo de tres losetas.

¿Qué acciones podemos hacer con nuestros dados?

Cada turno tiraremos los dos dados de nuestro color. Cada dado nos permite hacer una acción, por lo tanto solo dispondremos de dos acciones por turno.

Podemos elegir hacer con cada dado una acción de entre 4 posibles:

  1. Coger una loseta del tablero central. Con un dado podremos coger una loseta hexagonal de cualquier color del espacio con el mismo número que el dado vamos a coger. Si queremos una loseta del espacio número 6, necesitaremos un dado que marque dicho resultado. Las losetas recién adquiridas las colocaremos inmediatamente en la reserva de nuestro tablero individual.
  2. Colocar una loseta de nuestra reserva en el tablero individual. Con dado podremos colocar una de nuestras losetas de nuestra reserva en nuestro dominio. La regla principal a tener en cuenta es que solo podemos construir adyacente a otra loseta que ya se encuentre colocado en nuestro dominio. En cada zona de edificios (losetas marrones) no puede haber en ningún momento dos edificios idénticos.
  3. Vender mercancías. Con un dado podremos vender un tipo de mercancía que corresponda con el número de dado que vayamos a utilizar. Realizando esta acción ganamos tantos puntos como el número de jugadores haya en la partida por cada mercancía vendida y una moneda de plata (solo una moneda, da igual el número de mercancías que se haya vendido).
  4. Conseguir dos trabajadores || pasar ||. Podremos “vender” cualquier dado, independientemente de su número, por dos trabajadores. Esta acción es el último recurso a la hora de ejecutar nuestro turno, lo realizaremos cuando no tengamos prácticamente más remedio.

EVITANDO EL AZAR

Como bien hemos ido observando todas nuestras acciones dependen de una tirada de dados y que nos salgan en el momento adecuado los números que deseamos… ¡Pero esto lo convierte en un juego de azar!

Como dije al inicio, es menos azaroso de lo que parece (tampoco digo que no lo tenga en absoluto, busquemos un punto intermedio). Es aquí cuando os voy a contar tres sencillos consejos para lograr una partida sin mucha dependencia del azar:

  1. Los trabajadores: He contado antes que estas losetas las podemos conseguir a lo largo de la partida con una de nuestras acciones pero, ¿para qué se utilizan? Usar un trabajador en uno de nuestros dados incrementa o disminuye en 1 el valor del dado. Si por ejemplo tenemos un 4 y queremos usar un trabajador en él lo podemos convertir en un 3 o un 5. Los números son cíclicos, esto quiere decir que si incrementamos el valor de un 6 se convertirá en un 1 y viceversa.
  2. Mandar sobre el dado: Hay muchas formas diferentes de jugar y estrategias para salir victoriosos, siempre nos encontramos más cómodos con una u otra forma de jugar y podemos forzar a nuestros dados con trabajadores a que marquen el número que deseamos en cada momento (para eso están) pero puede suponernos un gasto muy alto de trabajadores y turnos para poder hacernos con todos los trabajadores que necesitamos.
  3. Dejar que los dados nos guíen: Si forzamos la máquina podemos comenzar la partida cogiendo losetas del tablero central en función de los números de los dados. Esto al principio nos puede suponer un ahorro importante de trabajadores que podremos utilizar en futuras rondas y así moldearnos a cómo hemos jugado al comienzo de la partida.

CONCLUSIONES

El punto más positivo a tener en cuenta es su alta rejugabilidad. Cada tablero ofrece diferentes estrategias y formas diferentes de jugar en función de nuestros adversarios. ¡En qué momento sale cada loseta es clave!

También tenemos que decir cuál es su principal flaqueza, aunque a lo mayoría de los eurogamers les dará igual. Nos estamos refiriendo a su baja interacción entre los jugadores ya que realmente todo se basa en ganar más puntos que nuestros adversarios y quitarles losetas con las que podrían realizar un combo ganador.

Seguimos pensando que Maldito Games está realizando un gran trabajo sacando al mercado títulos de tan alto calibre al mercado en España ya que Los Castillos de Borgoña ocupa la posición número 10 en el ranking general. Solo podemos decir “por algo será”.

FICHA

Juego: Los Castillos de Borgoña

Autor: Stefan Feld

Editorial: Maldito Games

Número de Jugadores: 2 – 4

Duración de la partida: 60-120 minutos